Rescatando un RAID 5

Esta semana, y por primera vez, me encontré con un arreglo de discos fallido. Sabía que ese día tenía que llegar, temía con que pasara pero a fin de cuentas ya me encontraba en esa situación.
Se trataba de un RAID 5 con 4 discos de 1TB de una NAS Seagate BlackArmor 440/420. Según mi checklist mental el primer paso era identificar cual disco había fallado, luego reemplazarlo por uno idéntico (seagate hace incapie en que deben usarse únicamente discos fabricados por ellos en el equipo), realizar algún procedimiento de reconstrucción de RAID y listo.
Para mi sorpresa todos los discos tenían sus tablas de particiones correctas y pasan el health check del mismo NAS.
Me puse a investigar y me encontré con que era un error recurrente en ese modelo y que como primer paso recomendaban hacer un upgrade del firmware. Actualicé manualmente al 4000.1411 pero el mensaje de error no varió: “Volume not found”.
En este punto había perdido un poco las esperanzas, tenía que buscar otro dispositivo configurado con las mismas características del NAS, RAID 5, 4 discos de 1TB, paridad izquierda y síncrona ya que reconstruir el RAID en el NAS significaba sobreescribir los discos.
Afortunadamente en los mismos foros de seagate habían usuarios compartiendo sus experiencias y recomendando programas para remontar el arreglo de discos. Entre ellos el NAS Data Recovery de Runtime software.

ext-nas-blackarmor-nas-440-overview-1-316x221
Ahora el siguiente objetivo era montar los 4 discos SATA en la misma tarjeta madre la cual, por ende debía de tener disponibles 4 buses de datos SATA y cuatro conectores de poder SATA adicionales a los del disco del sistema dónde ejecutaríamos la recuperación de la data. Uno de mis compañeros de trabajo puso a disposición su PC que cumplía con los requerimientos en cuanto a buses de datos SATA, otro me pasó un disco IDE, encontré un viejo bus de datos IDE y el último ingrediente era una fuente de poder con 4 conectores SATA.
Uno de mis compañeros de trabajo añadió artesanalmente un conector de otra fuente de poder y finalmente habìan 4, en el momento no me puse a pensar como la había hecho, se miraba seguro y no parecía la primera vez que lo hacía.
Más escéptico que otra cosa me puse a buscar programas para reconstruir el arreglo de discos. El primero en probar fue el NAS Data Recovery y con ese nos quedamos. Identificó el orden de los discos, el tipo de RAID, el tamaño de los bloques.
Me parecía mentira, según yo se requería una controladora de discos independiente para el RAID pero por suerte no tenía razón, toda la data estaba legible🙂

Por cierto, el soporte de Seagate es bastante malo, asíncrono, tardío y confuso. No recomiendo sus productos para soluciones críticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: